arena blanco y negro
Creemos que es posible un mágico equilibrio entre las personas y la naturaleza. Creemos en no renunciar a la belleza que nos brinda su sola presencia, el placer de contemplarla, de caminar descalzo y sentirse reconfortado. Creemos que no es necesario exigirle esfuerzos adicionales a la misma, como tampoco a nosotros para disfrutar de un espacio perfecto y bello. Podemos tener lo mejor de ambos mundos, en simbiosis allí donde es necesario.